Nuestra Historia

Teníamos que ver el problema desde una perspectiva totalmente nueva y no estar limitados por la opinión tradicional

Nuestro objetivo era encontrar una solución que hiciera los lentes accesibles, incluso para las personas que viven en las aldeas más remotas de la tierra. Lo que significaba que teníamos que pensar "fresco", no podíamos estar limitados por ideas anticuadas. Necesitábamos romper con la mentalidad "como siempre se ha hecho". Decidimos apostar por una "visión suficientemente buena", no por una visión perfecta.

Comenzamos con un concepto de lente radicalmente simplificado. Nos dimos cuenta de que una pequeña variación de la visión perfecta era bastante normal para las personas con gafas. Por lo general, las recetas solo son totalmente precisas durante un corto período de tiempo, ya que la agudeza visual en general, no permanece estática a lo largo de los años. De hecho, la vista de las personas varía a lo largo del día, ya que la fatiga ocular, el cansancio y otros factores pueden jugar un papel importante en la visión de las personas en un momento dado.

El fundador observó esto en su propia vida. Philip tuvo -6 dioptrías (20/500) durante la mayor parte de su vida, hasta que tuvo una cirugía correctiva láser hace 15 años. Sin embargo, después de aproximadamente 10 años de disfrutar de una vista casi perfecta, su visión comenzó a degradarse nuevamente. Sólo cuando se acercó a -1 dioptrías (20/40) decidió que era hora de comprar gafas de nuevo. Pero a diferencia de -6 dioptrías, que es una tremenda desventaja, -1 dioptrías era absolutamente tolerable. Realmente no afectó su capacidad para trabajar o jugar, solo que experimentó la vida a través de un "filtro suave".

Después de darse cuenta de que la visión perfecta es quizás un lujo en lugar de una necesidad crítica, algunos modelos estadísticos básicos demostraron el caso de que el principio de una visión "suficientemente buena" podría llevar a una transformación en la industria. Porque una selección astuta y limitada de lentes cambia vidas, ayuda a optimizar la cadena de suministro, reduce el costo del inventario y simplifica los exámenes de visión. En otras palabras, un pequeño cambio en los parámetros comúnmente aceptados del cuidado de la vista reduce la barrera para que más personas tengan acceso al cuidado de la vista.

Después de investigaciones y análisis adicionales, y diálogo extensivo con expertos de la industria, quedó claro que las implicaciones del concepto de lente radical podrían ser sustanciales, pero aún existía el problema de los marcos. Las personas no solamente tienen diferentes requisitos para el cuidado de la vista, sino que también tienen diferentes formas de cabezas y caras. Las personas pueden tener los ojos juntos o alejados. Las personas pueden tener narices anchas o narices delgadas. Las orejas de las personas también están a diferentes distancias de los ojos. Esto hace que ajustar las gafas a una persona sea una tarea muy desafiante.

Hoy en día, cualquier persona que venda o distribuya gafas debe llevar una maleta de marcos consigo para servir a todas las formas y tamaños posibles de cabezas y caras de sus futuros clientes. Esto es masivamente ineficiente. Esos vendedores requieren mucho más inventario del necesario, lo que no solo es costoso, sino que también ocupa un volumen relativamente grande y agrega peso.

La logística de reemplazo también se vuelve mucho más desafiante, ya que los vendedores deben ordenar solo los tamaños y formas que se han vendido lo que, aparte de la mayor complejidad de los pedidos, también significa que los distribuidores deben contar con un inventario considerable y un sistema de gestión de inventario más sofisticado. En general, estos factores conducen a costos indirectos considerables, lo que significa precios más altos para los compradores. Y los precios más altos se traducen inmediatamente en menos accesibilidad.


Con nuestros diseños innovadores, procesos simplificados y la filosofía general de simplificación máxima, podremos ofrecer gafas DOT (monturas + lentes graduados) a nuestros clientes finales por tan solo $ 3 / par.

Y si una empresa, agencia, ONG o gobierno está interesado en utilizar solo nuestros marcos para hacer que sus propios esfuerzos sean más económicos y eficientes, estaremos encantados de proporcionarlos por aproximadamente la mitad de ese precio. Queremos maximizar nuestro impacto. Punto.

DOT Glasses recomenzó desde el principio para encontrar una solución. Es un hueso duro de roer, por lo que nadie lo ha hecho hasta ahora. Después de pasar por algunos diseñadores industriales que no lograron encontrar la solución objetiva, Philip (en sus días de consultoría de gestión) estaba cenando con uno de sus clientes, el Director Ejecutivo de una empresa conjunta entre Mercedes-Benz y AKKA Technologies, y le mencionó sus dificultades. Aunque la empresa presta servicios a clientes industriales de nivel 1 (incluidas la mayoría de las principales marcas en la industria automotriz), el DG pensó que su equipo podría ayudar.

Después de algunos meses de intentos de diseño, hubo un momento eureka en el que todo “cuajó”. Nacieron los primeros marcos de talla única para todo el mundo (que en realidad tienen un aspecto elegante).

No solo fue el nuevo diseño revolucionario en su forma (encaja a la perfección, es de bajo costo, es ligero, es extremadamente robusto , se empaqueta, y se ajusta a la distancia de la pupila (una variable crítica), pero también incorporó la novedosa idea de lentes agnósticas de izquierda a derecha, que permite que se use un solo lente tanto para el ojo derecho como para el ojo izquierdo, simplemente volteando el lente sobre su eje horizontal. ¡Este sencillo ajuste de diseño reduce aún más la cantidad de lentes requerido para servir a un cliente en un 50%!